Noticias de la Industria

Una revisión del juego de mesa familiar de Dog's Life

2018-06-30


Un juego adorable y familiar, A Dog's Life es perfecto para una noche de juegos en familia. Experimenta un día en la vida del mejor amigo del hombre, A Dog's Life es un divertido juego de mesa sobre ser un perro. Si eres un amante de los perros, o has estado buscando un gran juego para que tu hijo se enganche con el maravilloso pasatiempo de los juegos de mesa, A Dog's Life sin duda encajará en la factura.

a dog's life board game

Si tuvo la suerte de haber jugado juegos de mesa como familia en los años 80 y 90, descubrirá que jugar A Dog's Life tiene cierto encanto nostálgico. Si bien no es realmente comparable a los juegos clásicos a los que teníamos acceso en ese momento, tiene un toque retro, y esto no es algo malo.La vida de un perroes un juego moderno para las familias que cumple con todos los aspectos de lo que debe ser un juego familiar: es atractivo, gracioso por las interacciones de los jugadores, fácil de aprender / enseñar y fomenta el vínculo familiar.

GamePlay

In La vida de un perro, you’ll take on the role of one of six dog breeds, either the German Shepherd, Poodle, Fox Terrier, Labrador, Whippet, or the Boxer. Each dog has their own set of action cards, as well as their own player board. The player board shows your total action points, has a hunger meter, spaces for bladder tokens, and  two spots for items your dog can carry in their mouth.

Además de esculturas únicas para las piezas de juego, cada perro también tiene estadísticas ligeramente diferentes. Algunos perros, como el Boxer o el German Shepherd, son mejores para pelear contra otros perros, mientras que el Poodle podría ser mejor entregando periódicos. Ayuda a jugar a las fortalezas de tu raza en particular.

a dogs life game board

The goal of La vida de un perro, is, of course, to be the first dog to bury three bones. There are a number of ways that a dog can find bones, from rummaging through trash cans, to begging for scraps, to delivering newspapers. While everyone knows that dogs bury things, what’s something else that everyone knows dogs do? If you guessed “pee on things” then you are right! In La vida de un perro, you can have your dog pee on lamp posts, which will slow down other dogs as they stop to sniff around. Peeing, specifically when and where to pee, is actually quite a powerful tactic in La vida de un perro. You might find yourself saying things you never thought you’d say, much less say at the gaming table, like, “Is that my pee?” or, “Don’t pee there!”

Cada perro tiene un número determinado de Puntos de Acción que pueden usar en su turno, que van de 7 a 9 puntos dependiendo de la raza. Los puntos de acción se usan para cada acción del juego. Pasar de un espacio en el tablero a otro cuesta 1 punto de acción. Moverse nuevamente le costará a otro. Hacer pipí, beber, hurgar en la basura, recoger un papel, etc., toma un punto de acción. Hacer un seguimiento de cuántos Puntos de Acción ha gastado o cuántos Puntos de Acción le quedan no es del todo difícil, pero a veces es posible que tenga que volver sobre sus pasos para poder realizar un seguimiento.

a dog's life board game buddy

Cuando necesite saber el resultado de una acción, dibujará una de sus Tarjetas de Acción. Esto determina cosas como si encontraste comida en la papelera, si ganaste la pelea, o si te atrapó el perro atrapador. La distribución del éxito de cada acción es diferente para cada perro. A menos que te tomes el tiempo para revisar todas tus cartas, realmente no sabrás cuáles son tus puntos fuertes. Hubiera sido agradable incluir dos puntos fuertes de cada raza (o tal vez una fortaleza y una debilidad) en sus tableros de jugadores individuales ya que no todos los jugadores tendrán la previsión o tomarse el tiempo para repasar sus cartas y darse cuenta de que Bella, la Caniche , solo tiene una posibilidad de 5/12 de obtener algo bueno de los botes de basura, mientras que Romeo, el boxeador, tiene una probabilidad de 10/12 cuando va al basurero. Claramente, no todos los perros son creados iguales. Si eliges, o te reparten, un perro que no se ajusta a tu estilo de juego, la suerte simplemente no estará de tu lado y será más difícil para ti ganar. Un ejemplo es si obtienes un perro que es realmente bueno para pelear, pero no eres un jugador agresivo. Pedir limosna, buscar botes de basura e incluso entregar los papeles, no le dará tantos huesos como podría ser de otro perro.

Al final de tu turno, tirarás los dados y moverás el recogedor de perros por muchos espacios alrededor del tablero. El elemento más aleatorio del juego, el receptor del perro puede arruinar los planes bien establecidos. Cuando el atrapador de perros te atrapa, colocas todos los objetos en tu boca y los metes en la perrera. Aquí puedes perder hasta dos turnos completos, pero puedes tener suerte y escapar temprano. Otra forma de terminar en la libra es esencialmente matar de hambre a su perro. Si su medidor de hambre es siempre cero al comienzo de su turno, se quedó dormido y permitió que el atrapa-perros lo atrapara.

a dog's life board game closeup

Lo que me gustó

La vida de un perro does a great job of capturing the essence of what a family game should be. It feels like a family game should; it isn’t too kiddy, but it isn’t too thinky either. It falls nicely in the middle and should prove to be a game that sees a lot of table action.

La calidad del componente es muy alta. Cada perro tiene una miniatura única, prepintada para usar como pieza de jugador. Hay muchos tokens para botes de basura, charcos de pis, huesos y periódicos, y estos son de alta calidad. El tablero es tremendamente atractivo y se destaca.

Nos reímos mucho, como familia, cada vez que jugamos. Ya sea por el resultado de las peleas de perros, por el envío del cúmulo de perros o por la mala suerte de los botes de basura, el juego se presta a momentos graciosos, que conducen a momentos de unión familiar.

a dog's life board game max

Posibles problemas

Si bien el tablero de juego definitivamente se ve bien, las calles no están configuradas como calles reales, con esquinas e intersecciones en T. A veces, debido a las reglas para que el camión captador de perros solo pueda avanzar, puede ser un poco difícil saber exactamente dónde y cómo se puede mover el receptor del perro.

La vida de un perro is definitely geared towards families. If you are a hardcore hobbyist board gamer this might not be the game for you. It probably won’t have the depth you are looking for. However, if you want a cute game about dogs, and/or a break from heavy euros, then La vida de un perro is certainly worth checking out.

Después de jugar un par de veces, es fácil desarrollar una estrategia fuerte que pueda quitarle algo de diversión a otros. Por ejemplo, Bella tiene una probabilidad de 5/12 de obtener un hueso de la mendicidad, y una probabilidad de 5/12 de conseguir comida. Si sabes esto, puedes dirigirte directamente al restaurante que está a solo 3 espacios de distancia de tu Den y mendigar. Solo tienes una posibilidad de 2/12 de no obtener nada, así que es muy probable que obtengas algo beneficioso. Si es un hueso, un extra para ti, vuelve a casa y entiérralo. Por lo menos, es probable que obtenga comida que también necesita. No hay nada que te impida volver una y otra vez al restaurante, muy cerca, hasta que tengas tres huesos, lo que podría suceder extremadamente rápido. Esto podría representar un juego corto con poca o ninguna interacción con el jugador. Si cuentas por esto, y / o jugadores que podrían hacer algo como esto, y juegas por diversión en lugar de simplemente ganar, entonces deberías estar bien.

a dog's life board closeup

La vida de un perro can play up to six players, but even with four players the downtime between turns can seem to take a while. Obviously, thinking out your turn ahead of time can help your turn go quicker, but the dog catcher and/or a well placed pee might throw a wrench in your plans.

Pensamientos finales

La vida de un perro gets high marks in the “family games” category. It is nice to look at on the table, which usually garners interest, and it is lighthearted and easy to learn, which means it is suitable for almost anyone. A great way to introduce younger children to board gaming, La vida de un perro strikes a nice balance between luck and strategy. It is sure to be a welcomed addition to your board game collection.

La vida de un perro is currently on Kickstarter. Ve allí ahora para ver la campaña.